sábado, 31 de mayo de 2008

Esperar / Rumbo a México

Una noche en Guatemala para esperar mi vuelo hacia México. Suspiro hondo. Llegué aún de tarde, un poco perdido y un taxista cojo que, muy amablemente, anduvo un poco perdido conmigo, me ayudó a llegar al Hostal Hermano Pedro.

-¿Qué es un oscal, joven? (acento chapín)
-¿Disculpe?
-¿Qué-es-un-oscal?
-Fíjese que no sé. ¿Dónde leyó eso o dónde lo vió?
-¡¿Y no usted dice que va para un oscal pues?!
-¡Aaaah! Sí. Voy para un HOSTAL. Es como una casa con algunos cuartos que alquilan barato, como un hotelito.
-¡Aaaah! Sí. ¿Ahí por el aeropuerto, verdad?
-Sí.
-Ahí los he visto que hay varios hotelitos de sos... ¡hoscal! (para sí).

Y como a las siete de la noche llegué al Hoscal Hermano Pedro. De afuera no se ve tan católico como pensé, pero al estar unas horas ahí me di cuenta de lo bien católico que es.
Una casa grande que pretende ser elegante, muebles viejos hechos en los 60's o 70's que trataban de imitar muebles elegantes de alguna corte francesa de siglos atrás; un piano de cola relegado a mesa donde colocar las exquisitas manualidades kitsch que parecen para comer que la señora dueña hace...

NOTA: SILENCIO A LAS 11:00P.M. / NOTE: SILENCE FROM 11:00P.M.

Caí dormido antes de las diez de la noche. Soñé que maltrataban a mi perro y yo lo llamaba y él no venía. Él prefería que lo golpearan y le sacaran sangre. Luego, llegaba a la casa de mi papá para pedrile ayuda y estaba abandonada; unos pordioseros mecorrían y yo comencé a correr. Corrí por la acera del Bulevar del Ejército tan veloz que de pronto podía correr por las paredes sin caerme, avanzando con manos y pies, como un animal. Quería que los que pasaran en un bus me vieran y se maravillaran. Cuando justo pasó un bus, yo pasé detrás de un árbol. No sé cuánto de eso soñé realmente.

DESAYUNO DE 6:00A.M. A 10:00A.M. / BREAKFAST FROM 6:00A.M. TO 10:OOA.M.

A las seis y media de la mañana tomé el desayuno en compañía de tres costarricences; todos muy amables, de esa amabilidad que uno usa cuando se tiene que compartir un momento íntimo -como el desayuno- con un desconocido. Muy amables todos, hasta yo. El café estaba muy amargo.

-¿Me pasa el azúcar?
-Aquí la tiene.
-Gracias.
-Es un gusto.

Tengo que estar en el aeropuerto a las ocho de la mañana. Son las siete. Voy a ver Fashion TV Channel que en El Salvador no lo tenemos disponible. ¡Qué mierda! Están dando a una modelo argentina poco inteligente paseando por Rio de Janeiro.

La dueña del hostal me trajo al aeropuerto; ella que tiene Biblias en español e inglés por todo el hostal y trata mal a sus empleadas (todas indígenas). Es un alivio llegar por fin al aeropuerto y despedirme de ella. Ya al fin, después de haber pasado por migración en calcetines, llego a la puerta ocho de donde saldrá mi vuelo y donde encuentro a Pablo Benítez, que lleva mi mismo rumbo, leyendo la Poesía Completa II de Roque Dalton.

--
Escrito en el Aeropuerto Internacional La Aurora, Guatemala. 9:14 a.m.

9 comentarios:

Elena dijo...

Le tomaste fotos al piano?!! Decime que sí!!!!
Plis.
En el colegio donde estudié tenían un piano de cola -las teclas ya amarillas- color rosado!
Parecía pastel mal hecho de esos que venden en el centro -ay,mi centro cómo lo añoro-.
Yo para echarte barra estoy oyendo rancheras y banda aquí, oh, pobres españoles, oyendo un mariachi con Rocío Durcal y la Banda Pelillos.

Nadie dijo...

Si vieras que no ando cámara. Aquí te va a tocar imaginar todo. Ya estoy en el DF!!!
Yo no he oido mariachis aún pero sí he oído cerca del Zócalo de esos hombres que se ponen en la acera con unas cajitas bonitas que echan música. No recuerdo en este momento cómo se llaman esos bolados.
Suerte a los españoles con tu música!
Saludos.

Laura Zavaleta dijo...

jijijiji!! yo le tomé video a uno de ellos. Me abrumó...

Alejandro Terego dijo...

sabes! hoy en la mañana me acorde de nadie aunque no conozca a nadie. Me gusta la forma en que los carros hacen alarde de vos. Un taxi decia en todas sus magnitudes: "nadie es perfecto". Me causo gracia, saludos =)

Nadie dijo...

Es que, Laura, dan ganas de fotografías y captyrar la imagen de tantas cosas!! es demasiado bello el DF.

Jajajajaja, Alejandro Terego, me pasa igual, a cada rato me siento aludido:
"Super Selectos: Nadie te conoce tanto", etc

Damian Amapola dijo...

hahahahaha, me hiciste el dia con el comentario, nadie dice cosas asi...
haha =)

Orpheo dijo...

Me gusta mucho esta entrada. Mucho, mucho.

Nadie dijo...

Damian/Alejandro/quienquieraqueseás qué bueno haberte "hecho un día".

Orpheo, =x=.

Jorge Ramiro dijo...

Me gusta leer diarios de viajes y distintas anécdotas que suceden en el exterior cuando uno esta de vacaciones. Para no tener problemas, reservo mis pasajes aéreos varios meses antes del viaje, e incluso obtengo con avantrip también los hoteles en los que voy a estar