jueves, 10 de julio de 2008

¿Se da cuenta de que está rodeado de gays?

En un bar gay de San Salvador, un joven cantante pop hace gala de su voz nada extraordinaria y de sus movimientos de coreografía de grupo mexicano de adolescentes. El muchacho sale en anuncios de televisión hablando con una voz que no es la suya, canta contratado en centros comerciales ante la mirada indiferente y confundida de once señoras. Yo lo encuentro, a veces, en centros comerciales o en el transporte colectivo: San Salvador es muy pequeño. Muchachas del interior del país le gritan cuando va invitado a algún festival y cantan los covers que él siempre canta; sale en los medios de comunicación e irá a representar a El Salvador en una competencia internacional de canto. El muchacho es gay.

En Metrocentro, en San Salvador, veo a diario cientos de jóvenes en grupos o en parejas. Algunos se atreven a hacerse una pequeña caricia y eso es emocionante, peligroso. Por donde sea identifico miradas de hombres que me ven de pies a cabeza y hay quienes, incluso, hacen un gesto que invita a seguirlos. Viendo la televisión, reconozco a varios presentadores nacionales de programas dirigidos a la juventud, o que tienen como tema principal el cine o el deporte, que también son gays. Y así sigue la lista con funcionarios públicos, escritores famosos, actores de teatro, cantantes líricos, bailarines, etc. que sé que son homosexuales.

Y entonces, ¿cuál es el gran tabú con el tema? ¿Dejaría el escritor famoso de ser bueno si se atreviera a decir públicamente que es gay? ¿Dejaría el funcionario público de desempeñar su trabajo como lo ha venido haciendo si llevara una vida abiertamente homosexual?

9 comentarios:

Javier dijo...

la elección de la imagen es altamente provocativa.

Excelente.

Ernesto Bautista dijo...

Para nada mano. Es correcta. Aunque no sea cristiano te puedo decir que Jesus no tiene nada que ver con la iglesia. Y creo que como planteo Dan Brown, si Jesus hubiera sido gay (cosa que nadie sabe) a la gente tampoco deberia de importarle.

Un abrazote hermano.

Wingston González dijo...

Pues sí, creo que la ciudad es más multisexual y abierta que nunca. Ojalá y lo llegue a ser totalmente dentro de poco. Biografías como las de Reinaldo Arenas están agudizando mi ingenua percepción erótica. Eh hora buena la foto.

¿Cómo así que Jesús no tiene nada qué ver con la iglesia? Digo, en realidad el fundador del cristianismo parece que es Pablo y no conocemos más del loco (adjetivo personal, claro) ese de lo que nos quiere decir su gerente principal.

Nadie dijo...

Pensé que más gente comentaría sobre esta entrada. Quizás les dió rechazo la imagen de Jesús.

Siempre me ha parecido bien erótica esta imagen, Javier. Tan guapo Jesús.

Estoy de acuerdo, Ernesto, en que a la gente no le debería de importar la vida sexual de Jesús, si fué casto o no. Lo importante debería ser su mensaje. ¿Qué le importa a la gente lo que él hizo o no con su pene?

Como diria la sexóloga de Cosmopolitan Television, Alessandra: "Muchas felicidades por el nuevo logro sexual" o por lo menos por abrirse a la idea. Yo no puedo.

Anónimo dijo...

Y por qué tendrían que decirlo, están en su sacrosanto derecho de hacer lo que les de la gana. Si lo dicen bien y si no pues no quieren y punto.
A caso tengo que andar con un rótulo que diga soy gay, soy heterosexual, soy lesbiana, soy bi. Pues no.
Si para vos está bien, hacerlo felicidades. Conozco gente como la que mencionas que no oculta que son gay, pero que no se sienten obligados a ponerse un rótulo.

Entiendo que algunos no lo dicen por doble moral, pero igual, es su problema y su martirio tener que fingir lo que no son. Y buena onda que ahora los jóvenes si pueden mostrar su preferencia sexual con más libertad.

Nadie se va a escandalizar por eso, creo que es más el mito de ocultar algo que muchas veces a la gente la tiene muy sin cuidado.

Conozco a un escritor que en su tercera edad decidió declarar públicamente su homosexualidad, y se preparó para el escarnio público, y sigue esperando porque nadie se escandalizó, nadie lo apredreó, nadie lo insultó, simplemente fue una confirmación de algo que de alguna manera era obvio.

A veces nos creamos novelas que no son más que eso, novelas y mexicana para más chingar.

Nadie dijo...

Hola, Anónimo. Gracias por comentar en este blog balnco, verde y negro.

Tiene usted razón, los homosexuales no tenemos que andar con un rótulo que diga nuestra orientación sexual; casi sería como andar la estrella rosada que les ponían los nazis a los homosexuales de esa época. si lee bien, en ningún momento en este blog he dicho que los homosexuales tenemos que gritar a los cuatro vientos que lo somos.

Y ¡mire qué copincidencia! Yo también conozco a un escritor que a sus cincuenta y pico de años decidió decir que es homosexual acá en El Sallvador, su nombre es Ricardo Lindo y es uno de los mejores amigos que tengo y, sigue teniendo usted razón, nadie lo apedreó... pero tampoco estuvo exento de críticas; cosa que es obvia porque siempre va a haber gente que no simpatize con uno.

Insisto; Uno no debe andar un rótulo que diga su orientación sexual si no quiere, pero deberíamos poder expresarlo de una manera más natural que portando un rótulo como demostrarse cariño en público sin temor a ser tachado de inmoral u otra cosa por el estilo. Está de más aclarar que con esto no he dicho que los homosexuales deben mostrarse afecto en público.

Espero que vuelva por este blog y los otros que tengo y, lo he dicho siempre, me encanta su Lazarillo de Tomes. :D

Ado! dijo...

Pero muchas veces no es tanto miedo a decirlo, sino más bn falta de valor para externarlo. Probablemente sería más fácil si viene alguien y te dice "sos gay?", porque ya la respuesta se reduce a un sí/no. En el caso de Adrian Ernesto o Ernesto Adrian - me vale - aka Edrian (porque hablamos del mismo vdd?), no hace falta ni que lo diga, todos lo sabemos. Pero el que alguien como él salga a la luz pública como un chero gay creo que nos dejaría indiferentes a todos. Que lo haga alguien más relevante.

Jimmy dijo...

Estoy totalmente de acuerdo manito, yo llevo mucho estudiando de todo un poco, te digo que nada que ver las religiones con la iglesia, nada que ver las concesiones supuestamente "morales" con lo que realmente es moral, asi que como dios nos hizo con libre albedrio es decir con voluntad propia, pues no tenemos restricciones, ni barreras excepto aquellos que nosotros mismo nos imponemos, en que cambiaria que el presidente n lugar de tener una primera dama tuviese un primer caballero, pues en nada, seguiria prometiendo sin cumplir y al fin de cuatro años dejaria de ser presidente de la misma forma.

Nadie dijo...

Ado!, sí hablamos de Edrián. Y, bueno, yo pienso que si a unao le preguntan que qué ondas con su sexualidad, uno debería decir la verdad y ya. Y, también, si uno siente la necesidad de expresar su sexualidad sin que antes le pregunten, debería poder hacerlo y ya. Saludos, Gaymer.

Jimmy, muy de acuerdo con usted. Lo de Dios, ya es otro tema :D