martes, 9 de diciembre de 2008

La disca


A veces, en algunos casos, hay que salir del clóset y bajar a un sótano; enorme sótano; uno no pensaría que existe al pasar de día sobre la Juan Pablo II. ¡Si Juan Pablo II supiera!

Entre pequeñas réplicas del David de Miguel Ángel hechas de cemento pintado de blanco se ven unas patallas por el lugar, ahí pasan videos de la Madonna de los 80s y de Culture Club. Madonna y Boy George sólo hacen mímica. La música es muy fuerte. Y también pasan videos de shows de travestis personificando, entre otras, a Shakira. Qué lástima que el escenario es tan pequeño: las enormes mangas como banderas, con palos en el interior para ondearlas, no caben y el travesti no puede hacer más que moverlas para un lado y para el otro, sin mucha gracia. ¡Si Shakira supiera!

Los jueves hay entrada libre a la disca (¡sí! disca: femenino de disco) y hay personas que sólo van ese día; se ponen sus mejores zapatos puntudos blancos de cuero. El gel estilizará mejor sus peinados de moda y les asegurará una imagen perfecta durante la noche. Algunos sólo hacen poses, no bailan o, por lo menos, esa es su forma de bailar. Otros, en grupo, frente a una pared de espejo, bailan con movimientos ondulantes y en coreografías. En una sola noche se puede oír a Jeans, Pandora, Rihanna y Los Hermanos Flores mezclados por el mismo DJ.

Los señores que disfrutan —mejor tarde que nunca— de su homosexualidad en ese sótano, tratan de seguir el ritmo de los jovencitos; parecen siempre bailar lo mismo; ellos siempre bailan cumbia.

A veces, un muchacho se interesa en uno y, por eso, finge interés en los temas de los que uno habla y uno, por interés, finge interesarse en lo que el muchacho habla. Borrachos de Smirnoff Ice Rosado (¡sí! rosado: con granadina) los dos se besan —sólo a veces— y las manos comienzan a meterse en la ropa y uno no sabe hasta dónde llegar... hasta que el acompañante se duerme de borracho y queda tendido sobre un sillón de cuero negro (o imitación). No queda más remedio que reírse. Al menos se está borracho.

Después de tantos tragos, uno quiere orinar y al lado de la pista de baile está el baño de hombres. Un muchacho orinando contra la pared le indica a uno que ese tragante en el suelo forrado de azulejos, sin divisiones y con muchas cáscaras de limón donde los orines del muchacho caen, es donde se tiene que orinar. Quizás las cáscaras de limón ayudan a disminuir el mal olor de orines y vómito esporádico.

Al salir de la disca se ve la calle esa que ya se había olvidado. Al salir de ese sótano, unos vuelven al clóset, otros se van a un lugar más privado si lograron conseguir un acompañante que no se durmiera; otros se colocan en la esquina más cercana a prostituirse... nunca he visto un muchacho guapo en esa esquina.

--
En la imagen: Lady, Miss Scape 2007-08. Fotografía tomada de www.scapedisco.com.

10 comentarios:

Wingston González dijo...

puto padre maestro! qué artículo más lindo. "A veces, en algunos casos, hay que salir del clóset y bajar a un sótano" es la frase más linda por posmo que he oído en mi vida. abrazos.

Elena dijo...

Qué bonita la disca.
Quiero ir.
Pero no entrar al baño.

Samuel dijo...

Es cierto lo del sotano.

miguelmolinatobar dijo...

¡Qué chivo que Nadie va a la disca!

Sótano maravilloso
el que tantas veces me ha abrigado
¡y hasta rechazado!

lo de los limones hasta me gusta, y Elenita, te llevamos pero vamos a mandarte a limpiar el baño antes.
Yo una vez vomité ahí,
otra vez me quedé dormido en el sillón,
soy culpable de usar gel y bailar Rihanna y cumbia,
pero no tengo zapatos puntudos.

Elena dijo...

Ja, ja, ja, las estrellas de Boollywood van a la disca!

Carlos Chávez dijo...

Elena vamos!!! Creo que desde el Martinato ya no voy. Estoy seguro que tu gusto por Celia Cruz será atendido ahí.

Nadie dijo...

Wingston, qué linda expresión.

Elena, el baño de mujeres es otro... nunca he ido a ese.

Samuel, eh... gracias por seguir visitando.

Miguel, sólo los zapatos de hacen falta para ser perfecto y vieras que no s que vaya a la disca, sólo he ido.

Carlos, vamos pero cuando haya show de travestis porque nunca he visto y quiero ver :D

TITO dijo...

Si esa disca hablara, qué no contaría. Se le olvidó la pornografía que suelen poner. Eso me han contado.

Nadie dijo...

Viera, Tito, que nunca he visto pornografía las pocas veces que he ido. Lo más fuerte que he visto es a Boy George pelirrojo.

TITO dijo...

Será que ese ´´amigo´´ es afortunado. Los Dioses se enteraron que iría y le dieron una sorpresa. O cabe la posibilidad que anduviera demasiado alcoholizado.