sábado, 23 de mayo de 2009

Cigarros / Evangélico de mentira

Yo no fumo.
Sí tomo alcohol.
Lo único que fumaría regularmente sería marihuana pero es ilegal la babosada.
Ni modo.
Los gobiernos necesitan mantener el narcotráfico.

Porque no fumo, lo que menos me importa es asistir a una fiesta patrocinada por una marca de cigarros donde la música no me gustará y la gente que vaya me caerá mal.
Mucho menos les daría mis datos a las bachilleres contratadas para reclutar asistentes a esas fiestas.

Pero a veces cedo, soy vencido por las cosas que odio y que critico.
Debo admitirlo porque... es verdad.
Paso días sin poder verme la cara.

—¿A ustedes ya los inscribieron en la fiesta [marca de cigarros que no recuerdo]?
—Sí. A mí sí— dijo mi amiga.
—A mí no— dije yo.
—¿Y no le gustaría inscribirse? Va a tener acceso a la fiesta, con bebidas gratis, cigarros. ¿Nunca ha ido a una? Son bien chivas, las hacen en la Feria.
—No, fíjese. Es que mi religión no me lo permite. Soy evangélico. (¡Serví de algo, Dios!)
—Aaah... pero ¿y no me ayuda? Si yo también soy cristiana y ando haciendo esto para trabajar, para pagar unos impuestos.

Puso cara de necesitada o de querer dar lástima y no pude más.
La vi de 5 años, desnuda y buscando comida en un basurero.
Cedí.

Mientras sentía en mi pecho una cosa que podría definir como dolor, le daba mis números, mis nombres, mi dirección, mi dirección de correo electrónico y mis apellidos.

—¿Qué marca de cigarro prefiere?
—Ahí vea usted.
—Bueno. Gracias.
Y me quedé derrotado.

Trato de pensar una nueva estrategia para que no me vuelva a pasar y hoy, días después de ocurrido ésto tan irrelevante, lo logro.
Camino hacia atrás y hablo así, en reversa.
Llego hasta el momento donde se me acercó la mujer y me vuelve a decir:

—Aaah... pero ¿y no me ayuda? Si yo también soy cristiana y ando haciendo esto para trabajar, para pagar unos impuestos.
—¡Mujer impía! ¡Piedra de tropiezo! ¡Sepulcro blanqueado! Mira cómo Jehová Dios tiene todo diseñado y perfectamente predispuesto que te trajo a mí en esta hora para decirte que no peques más, que no hagas pecar a tu prógimo y que vuelvas a tu casa y te guardes, ayuna y ora. Él te proveerá. ÉL. Él. él.

Ante mi sonrisa de Jack Nicholson en THE SHINING, la mujer convulsiona.

15 comentarios:

Victor dijo...

Otra alternativa:
"Soy Mormón. Ni siquiera tomo café, mucho menos voy a ayudarte a promover el consumo de esas sustancias que ensucian el alma y el cuerpo."

Rebeca dijo...

Jajajaja!...
Sí, fue molesta la situación.
She stupid. We need to talk more on this. lol.

Love the end of this... JAJA.

Y que no las dejen entrar a la UCA! lol.

Elena dijo...

Diosanto, me he reído con este post!

Y bueno: fuiste a la tal fiesta? Vas a ir?

LuisAlejandro dijo...

me encanta tu relación con dios! de verdad, me encanta.

y gracias por el comentario, si vieras que bien feo ver tan seriamente triste a gente que querés. yo con lo práctico que quisiera ser preferiria no querer a esta gente :S

sicotropico dijo...

Yo simplemente grito "NO" y me voy. Claro, mi trato interpersonal es pésimo.

PD: Me gustó bastante tu post.

[Alecita ♥] dijo...

Si mi tía leyera tu post le da soponcio, ella corriendo le regala el diezmo al pastor *_*...

Anti-Raúl dijo...

Jajajajaja
Vamos a esa fiesta vos?
Polamor de dios, ayude al projimo, hermano!!! Jajajaja

El Pájaro Rojo dijo...

¿Qué te está pasando, Javier?

TITO dijo...

Me has dejado sin palabras, lo desconozco.
Grítele a la cara y dígales: no, soy ateo y no creo en su Dios de libros fumados y si no llámeme la próxima vez para evangrlizarlas juntos...

Nadie dijo...

Aquí voy:

Anotada su alternativa, Víctor. Qué milago verlo comentar por aquí.

Ya dependería, hermana Rebe, de la ética, el modo y el ámbito.

Supuestamente me van a mandar información sobre esa cosa, Elena. Pero no voy a ir. Qué rehueva.

LuisAlejandro, por mucho que querrás no querer es imposible. Suerte :)

sicotropico o Virgina, gracias.

Alecita ♥, ¿a qué dirección de correo electrónico le puedo mandar el link de esta entrada a su tía?

Raúl Marín, ¡ni drogado iría! Inscribite vos y me contás.

Pájaro Rojo o Javier Valdivieso, me pasa que quizás me está creciendo la próstata.

TITO, es que usted casi no me conoce.

Saludos a todxs.

Victor dijo...

Debo reconocer que comencé a seguirle la pista a tu blog hace poco. Por eso no he comentado antes.

Saludos

Victor

Elena dijo...

La próstata!
Jajajaja, me ahogo de la risa.

Nadie dijo...

Víctor, enterado.

Elena, es que es la edá.

Karura dijo...

Bah!! y que si es ilegal?
lo legal solo esta plasmado en un papel

Nadie dijo...

Lo ilegal desencadena una serie horrible de mafias y delitos, Karura. Genera muchas víctimas.

Saludos.