domingo, 23 de agosto de 2009

Alusión / Alucinación

Me siento frente al monitor y pienso "seguramente, si colocara de algún modo todas las letras blancas que escribe, encontraría yo mi cara en lo más hondo de su mensaje". Éste es el problema cuando alguien escribe cosas ambiguas y bellas, casi imperfectas: hace que las personas enternamente deseperadas como yo se sientan aludidas y quieran forzar que las palabras que leen las describan a ellos (a mí), que los mensajes publicados a disposición del mundo sean sólo para ellos (para mí). Pobres tontos (pobre de mí).

Yo uso mis pestañas como pinzas y agarro las letras que él coloca desde atrás de todos los monitores del mundo. Con un dedo ensalivado golpea unas teclas y con saliva se adhieren a mi monitor esas letras. Las examino por días, les trato de quitar toda contaminación y no sé si les encuentro el significado correcto o si les agrego el significado que quiero, que creo querer.

Me frustro. Deshecho las letras sin llorar, sólo las escupo en mi mano y las dejo pegadas por lugares donde casi nunca paso. Comienzo a alucinar, vivo media hora de mi futuro en un segundo y, en esa media hora, tengo la cena más cotidiana con él y viste la camiseta más fea y de moda y visto la camisa más bella que compré usada.

No llego a ningún lado.

Detesto los posts ambiguos.


--
Esta entrada es un secreto. No sabía qué imagen poner.

4 comentarios:

Mente Policromada dijo...

Esforzarse tanto por la perfección puede eliminar cosas que son importantes pero que rechazas.
Me gusta tu blog. ¡Un saludo!

LuisAlejandro dijo...

ya no escribis, vos, en el blog? je. acordate de avisarme cuando haya ópera!!

Mente Policromada dijo...

Espero nueva entrada de blog. :)

Nadie dijo...

Mente Policromada, qué bueno que le guste el blog :)

LuisAlejandro, te aviso por Facebook lo de la ópera. Volveré a escribir "más seguido" cuando arreglen mi compu :(

Mente Policromada otra vez, ya pronto publicaré más entradas. Gracias por estar pendiente. :P