martes, 23 de marzo de 2010

Por favor / Gracias

DUI (2007) - Alguna maitra que trabaja en Docusal
Yo necesito un amigo que me abrace a la fuerza y que me meta la cara en su pecho y me despeine como consuelo y se deje que le moje la camisa y se la ensucie porque los mocos nunca han sido limpios y las lágrimas nunca han sido secas. Y necesito que me diga que nada de lo que me rodea me rodea y que no me está pasando todo lo que me está pasando ni mucho menos. Que venga y me ayude a imaginar el futuro, que me ayude a pensar los detalles del futuro para apreciarlo mejor cuando venga. Yo necesito un amigo que sepa pronunciar las palabras correctas y escribirlas con tildes correctas y con los acentos adecuados para calmarme un poco. Yo necesito que me diga que me quiere y que no importa nada, que nada importa en la vida si yo no quiero, que lo único que importa en la vida es lo que quiero y así. Yo necesito un amigo que me acompañe sin comer todo un día. Yo necesito un amigo que me cierre los párpados con gentileza para que descanse un rato o para que no quede con los ojos abiertos por la eternidad. Yo necesito un amigo que me diga que qué maje soy mientras sonría y que me haga ver las estupideces que escribo y que me abrace, aún así. Yo necesito que un amigo me pierda un día por unas calles lindas de la ciudad y que haya sombra y no me duela la cabeza y cantemos una canción de los noventa y no podamos dejar de caminar por la alegría que nos impulsa a avanzar cantando, viendo las casas de la zona desconocida, adivinando las historias de quienes las habitan, encontrando parecidos a otras casas que quizás hemos visto y así, estar contentos. Yo necesito recordar la voz de un amigo cuando no pueda estar con él, en medio de los gritos párvulos de mis compañeros universitarios, cuando voy solo en el bus medio durmiéndome-medio despertándome a cada rato, cuando esté leyendo solo en una grada, cuando espere el bus por veinte minutos entre un albañil y un bolo dormido en la acera, cuando me siente en la tercera planta de la biblioteca a ver un pedacito de San Salvador y el volcán opacados por el contrastante reflejo de mi gesto severo en la ventana. Yo no necesito ofertas de cursos sabatinos de francés en mi correo. Yo no necesito un lapicerito en forma de jeringa. Yo no necesito un cuaderno por materia. Yo no necesito saludar siete veces en un día a la misma persona, y de beso... Yo necesito un amigo... Yo necesito una amiga...
--
No revisé la ortografía ni la puntuación.

7 comentarios:

Sofi dijo...

yo hoy regalé un lapicerito en forma de jeringa... lo compré en el bus.

Samuel dijo...

Ma, te vua regalar una canción http://tinysong.com/6Mzh. Y se feliz maje.

S0y la Que No Buscas dijo...

Esos lapiceritos de jeringa me dan risa jeje!!
Muy lindo lo que escribió, pronto encontrará a ese amigo que necesita!! :-)

Saluditos

Flor Aragón dijo...

Qué lindo esto que escribiste, lindo-triste. Me hubiera gustado escribir algo así cuando tenía tu edad, y a la edad que tengo ahora. Porque no importa la edad que uno tenga, siempre necesita a gritos un amigo así.

magus civis mundi dijo...

aquí tenés muchos abrazos...

Caravantes dijo...

Ya viene el vergazo, ya viene, decía sho, mientras avanzaba, y no llegó, al menos no el vergazo de la forma que esperaba. Éste fue más sutil

Nadie dijo...

Sofi, yo tuve uno en 7mo grado, me sentía bien chivo.
Samuel, gracias por el intento.
S0y la Que No Buscas, tengo dos o tres amigos, o cuatro o cinco o seis.
Flor Aragón, gracias por su comentario. Siento que usted me entiende, algo.
magus civis mundis, gracias, no me atrevería a reclamarlos.
Caravantes, no tenía fuerzas.