sábado, 11 de diciembre de 2010

Madrugada

No había dormido en toda la noche, estaba acostado en el espacio libre que dejan las cosas amontonadas en mi cama, cuando estornudé una y seis veces (porque no puedo estornudar nunca sólo una) y vi, al parar, una página blanca doblada, colocada en un ángulo en el que las gotas de saliva que le cayeron encima reflejaban la luz del foco y la imagen se me hizo tan linda que la tuve que escribir para poder seguir leyendo tranquilo A streetcar named Desire y luego dormir.
Marlon Brando como Stanley Kowalsky

4 comentarios:

jd dijo...

:) ...

S0y la Que No Buscas dijo...

xD!

TITO dijo...

Qué varón ese, y pensar en lo feo que se hizo cuando estaba viejo. Se me hace chicharrón el estómago y el texto se torna más melancólico.

Nadie dijo...

jd, ... (:
S0y la Que No Buscas, :B!
TITO, ese varón es el hombre más guapo que he visto yo.