domingo, 18 de octubre de 2009

Ridículum vitæ

JAVIER RAMÍREZ
Pseudónimo: Nadie

Se calcula que este joven se concibe entre los meses de enero y febrero de 1985 porque nace el 7 de octubre de ese año. Sus padres se separan algún tiempo después. Queda a vivir con su madre pero cuando cumple tres años, es casi raptado por su padre y llevado a vivir al populoso municipio de Soyapango donde se cría con su madra y herma-nastra.

En el colegio demuestra un excelente rendimiento —a excepción de la materia de Educación Física, la cual evita toda su vida escolar— llevándose uno de los primeros dos lugares (nunca el tercero) desde kinder a séptimo grado. Al siguente año, en octavo, no gana nada pues la adolescencia lo hace enfocar sus intereses en otras cosas.

El bachillerato lo cursa en un colegio evangélico de Soyapango, del cual lo más valioso que sacó es su aborrecimiento hacia las religiones abrahámicas. En 2004 entra a la Universidad de El Salvador a estudiar Economía (grave error), pero a los dos años se cambia a la Licenciatura en Letras (error garrafal) la que abandona el mismo año. Pasa algún tiempo tratando de decidir qué hacer con su vida, viviendo con su novio de ese momento y bebiendo alcohol. En 2009 ingresa a una universidad jesuita, donde se encuentra estudiando Comunicación Social a la fecha. También es soltero a la fecha.

Desde los 14 años, aproximadamente, manifiesta una grande (y a veces grave) afinidad al inspirador arte de la poesía y se arriesga a escribir sus primeros versos. Desde entonces sus poemas han sido publicados en algunos periódicos y revistas y ha participado en pocos certámenes literarios y nunca ha ganado uno; sólo ha alcanzado menciones honoríficas. Uno de esos certámenes es Letras Nuevas de La Prensa Gráfica.

--
Foto: Nadie.
Título: Foto de perfil de perfil.
Modelo: Nadie.
Nota biográfico-literaria que me pidieron para un recital en Los Tacos de Paco al que no pude asistir a última hora. Apareció impresa en la memoria que se entregó ese día a los asistente. En esa fecha no había ganado el Gallo Tapado. Amén.

5 comentarios:

Mente Policromada dijo...

Todos tenemos un fragmento de Nadie en nuestro interior. Puede que sea el hecho de no saber nuestro camino en determinados tiempos, puede que sea el hecho de que la educación física no fuera de lo mejor (yo la odiaba), quizás sea el hecho de que la poesía nos atre en un momento clave, con su peculiar silvido melodioso y atrayente, como si fuese el viento, pero con olor a vainilla. Todos, aunque sea un ápice, tenemos algo que compartimos contigo. :)

S0y la Que No Buscas dijo...

Hasta antes de leer este post yo cría que usted estudiaba filosofia..!

Nadie dijo...

Mente Policromada, qué bonito :) Gracias.

S0y la Que No Buscas, no. No me da la mente para tanto.

TITO dijo...

Yo creo que sí te da la mente, para eso (filosofía) y más...

Nadie dijo...

No crea, TITO. El sentido se desgasta. La parte no.